Marca

Deja de usar palabras de tu industria

El otro día estaba mirando el sitio web de una empresa que arregla computadores, y decía ¨Identificar el disco duro y desengancharlo de sus anclajes para tenerlo en la mano, pero sin desconectarlo.¨ OK….. Quéee?? Hasta ahí llegué.

El tema es que esto pasa en muchas industrias, y sin darnos cuenta estamos confundiendo a nuestros clientes ideales. Usamos palabras que tal vez en nuestra empresa o entre pares tienen sentido, pero que cuando las oye alguien externo (como un, ajem, cliente ideal) se queda un poco perplejo.

Un fotógrafo te puede hablar de distancia focal, reflex, encuadre etc etc… Que para alguien que sabe de fotografía, puede ser muy obvio, pero el resto de los mortales nos quedamos ?.

Un coach te puede hablar de “la instalación efectiva de un cambio sistémico”, de “integrar culturas en un proceso de fusión” o de “desafíos adaptativos”. OK. Me puedo hacer una idea general de qué se refiere. Pero no entiendo de verdad qué significa ni cómo me va a ayudar.

Ahora, ojo. Hay situaciones en que está bien usar palabras de tu industria (por ejemplo, si tus clientes ideales son parte de tu industria y entienden todos los términos).

Pero si no, *confunden*. Y la respuesta de una persona confundida es siempre no.

Sobre todo hoy! Cuando tenemos 10 sitios web abiertos, 35 emails sin leer y nuestro Whatsapp que no podemos evitar mirar de reojo. Más que nunca, necesitamos que nos hablen de manera clara. Y simple. Para entender si algo es relevante para nosotros, si nos va a ayudar a solucionar un problema que necesitamos solucionar.

Escaneamos, no leemos

Cuando estamos online, leemos de manera muy diferente que cuando estamos leyendo un libro por ejemplo. Cuando alguien llega a tu sitio web, escanea con la mirada los contenidos, para entender a grandes rasgos de qué se trata.

Esa “lectura veloz” hace aún más importante usar palabras simples y fáciles de entender. En el minuto que empezamos a usar palabras un poco más complejas, nuestro querido lector que está escaneando el texto con la mirada se va a desenchufar.

En la misma línea, es importante evitar los bloques de texto enormes (nuestra cerebro grita Aléjate! cuando ve un bloque de texto). Y también poner títulos en cada sección con lenguaje simple para que tus visitas puedan entender rápido de qué se trata cada cosa.

¿Por qué usamos palabras de industria?

Estudios de diferentes sectores académicos han comprobado que un porcentaje relativamente elevado de empresas productivas utiliza sistemas de mensajes centrados en usuarios que no las posicionan de la mejor manera posible.

¿Perdón… Qué? Te apuesto que tuviste que volver a leer esa frase. Exacto. A eso me refiero.

El problema es que muchas veces usamos palabras “de industria” sin darnos cuenta. Estamos tan acostumbrados a escucharlas, decirlas y escribirlas que asumimos que son palabras comunes. Sin darnos cuenta, las empezamos a usar con nuestros clientes o personas que conocemos y no nos damos cuenta que generan confusión.

En su libro The Art of Explanation (El Arte de Explicar) Lee LeFever explica una idea que se llama “la maldición del conocimiento”. Se refiere al hecho de que, cuando una persona lleva un tiempo trabajando en una industria, va subiendo su nivel de conocimiento, y también usa palabras cada vez más complejas. El problema es que los clientes en general no tienen un nivel de conocimiento tan alto, y simplemente van a elegir la opción que mejor entienden.

También pensamos que al usar palabras más complejas sonamos más creíbles o profesionales. Error! Lo más profesional es poder comunicar cómo ayudamos a nuestros clientes, de manera entendible. El objetivo no es sonar más inteligente, sino conectar mejor con tus clientes.

Si no lo puedes explicar de manera simple, no lo entiendes suficientemente bien.

– Albert Einstein

¿Cómo puedo evitar usar palabras de industria?

Hay un truco simple para darte cuenta si estás usando palabras demasiado complejas. Imagínate que le estás leyendo el texto que escribiste a un niño de 6 años. ¿Ese niño entendería todo de manera fácil? ¿Habría alguna palabra que crees que le costaría? Entonces esa palabra hay que cambiarla.

Otro truco es leer lo que escribes en voz alta. ¿Suena todo simple, directo, fácil? Súper. Si no, vuelve a darle una vuelta. Sí, es un poco raro leer las cosas en voz alta para nosotras mismas. Pero funciona bien.

Así que ya sabes! Pégale una mirada a tu sitio web, y mira con ojos de un niño de 6 años. Busca esas palabras y frases que suenan raras si las dices en voz alta. Y reemplázalas por otras más simples.

+ SHOW COMMENTS

Leave a comment

Wishing you all the best,

- Hide Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

I'm obsessed with branding, and have been doing it for +15 years. First, working with luxury brands at L'Oreal, then at an agency with  some big-name clients. But when it came to creating my own brand - it was a lot harder. Too many ideas and inspiration. Too much confusion and overwhelm. Until I discovered brand archetypes, and got the beautiful clarity and direction I needed.

Today I love helping women create timeless, clutter-free brands that focus on the essentials.  And that give you the confidence of knowing exactly how to grow your brand and businesses. 

And I work in English and Spanish - hablemos!